Globered
Consigue tu propia pgina web
0 0 0

EL VIAJE DE COLON Y LA EXPLORACION DE AMERICA

Por: coromoto440 | Publicado: 29/10/2010 06:03 | | #Cont:1

INTRODUCCION

 

A través de la presente investigacin que presentamos va a tratar sobre los temas de conquista y colonizacin de Venezuela, un tema exquisito en informacin con el objetivo de adquirir conocimientos y por supuesto conocer de qué manera se llevo a cabo todo este proceso en el siglo XVII.

 

La conquista y colonizacin de América se refiere al proceso histrico por el cual diversas potencias europeas conquistaron y establecieron sistemas de dominacin colonial en el continente americano, desde finales del siglo XV hasta el siglo XIX. Este proceso implic la desaparicin de los grandes imperios americanos, particularmente el Imperio inca y el Imperio azteca, as como el colapso demogrfico de la poblacin americana. Simultneamente, las potencias coloniales impusieron el uso generalizado de idiomas europeos en América, principalmente el espaol, el inglés y el portugués.


 

PROCESO DE LA CONQUISTA Y COLONIZACIN

 

 

América fue poblada y ocupada en toda su extensin, muy probablemente por culturas asiticas que ingresaron al continente por el rea de Beringia, en el norte. La poblacin americana, realiz dos revoluciones neolticas originarias, en Mesoamérica y en Norte Chico (Per), que expandiran culturas agrocermicas por todo el continente y generaran dos grandes centros de alta civilizacin.

 

Las culturas y civilizaciones en América surgieron y se desarrollaron sin contacto con las culturas y civilizaciones africanas, asiticas y europeas, por lo que resulta adecuado hablar de la existencia de dos mundos: los llamados "mundo antiguo" (africano, asitico y europeo) y "nuevo mundo" (americano). Las culturas mesoamericanas haban denominado a la tierra que ellos alcanzaron a conocer con los nombres de Abya Yala o Cem Anahuac.

 

Se sabe de la existencia de los restos de un efmero asentamiento vikingo en el artico canadiense. Por esta razn en los Estados Unidos, se celebra como fiesta nacional, el da del explorador vikingo Leif Eriksson, en memoria de los primeros noruegos en arribar a los Estados Unidos de América.

 

 

EL VIAJE DE COLN Y LA "EXPLORACION" DE AMÉRICA

 

Al final del siglo XV el proceso de expansin europea estaba en su mximo auge dando paso a la idea de querer buscar tierras hacia el lado occidente del océano Atlntico. Las sociedades americanas sufrirn en carne propia el impacto de la invasin y ya nada sera como hasta entonces. (Pigna). En 1492, Espaa haba obtenido grandes recuperaciones territoriales derrotando a los musulmanes. En este mismo ao Cristbal Coln firm un acuerdo comercial con la corona y se aventur a tomar la ruta de Occidente para llegar al Oriente, con la idea de que la Tierra era redonda. El 12 de octubre de 1492 Coln pens haber llegado a China sin darse cuenta que en realidad estaba en un continente jams escuchado ni conocido por los europeos (América). Dicho continente cre disputas entre Espaa y Portugal por la obtencin de su propiedad. Finalmente con la intervencin del Papa Alejandro VI Borgia, se lleg a un acuerdo de divisin del territorio. Dicha divisin consista en separar los dominios espaoles y portugueses con una lnea imaginaria de Norte a Sur. Espaa se quedara con las tierras del lado Oeste mientras que Portugal obtendra las del lado Este. Este ltimo qued insatisfecho con este acuerdo por lo que exigi uno nuevo llamado Tratado de Tordesillas el 7 de junio de 1494. Consiguieron mover la lnea a su favor 370 leguas al Oeste de las islas del Cabo Verde. Gracias a este nuevo acuerdo, Portugal se estableci en América en el vasto territorio que ahora conocemos como Brasil. Por otro lado, las poblaciones nativas contrajeron muchas de las enfermedades de los europeos y esto les trajo graves problemas ya que no tenan defensas para estas, hecho que por consecuencia trajo su muerte. La mayor parte de la poblacin de las Antillas obtuvo malos tratos por parte de los europeos, tanto en el campo laboral como en el forzoso cambio de vida cultural y religioso impuesto por los mismos; consecuentemente, la poblacin de las Antillas se extingui a los 20 aos de contacto con los europeos.

 

El 12 de octubre de 1492 los espaoles llegaron a América liderados por el marino Cristbal Coln. La fecha ha sido considerada la ms importante de la Historia de la Humanidad, debido a que, a partir de ese momento, la Humanidad se unific como proceso cultural interrelacionado. Coln expresaba las necesidades de las culturas europeas de encontrar caminos alternativos para llegar al Asia oriental, debido a que el Imperio otomano haba tomado Constantinopla en 1453 y cerrado el acceso europeo por tierra. Con excepcin de los catalanes, los espaoles de ese momento no realizaban muchas expediciones martimas para descubrir territorios, ni era esa su poltica. Casualmente, dirigiéndose al Asia navegando hacia el oeste, Coln lleg a un continente cuya existencia era desconocida para los europeos, aunque morira sin saberlo. Aos después, en 1507, el italiano Américo Vespucio, sera el primer europeo en darse cuenta que las tierras a las que haban llegado espaoles y portugueses, no eran parte de "las Indias", como crean, sino que se trataba de un continente nuevo. Finalmente su nombre de pila feminizado termin siendo utilizado de manera general para designar al continente. Esto no es que esté muy bien explicado. Quienes tenan el control del Mediterraneo no eran los catalanes, sino la Corona de Aragn en la cual estaba integrada la actual Catalua. Por tanto eran los aragoneses, en su conjunto, quienes proyectaban sus viajes y conquistas por mar. Deberas corregirlo.

 

ESCLAVITUD INDIGENA

 

En el siglo XVI, los conquistadores espaoles obligaron a los jvenes indgenas a cultivar grandes plantaciones y trabajar en las minas. Los indgenas no estaban acostumbrados a vivir como esclavos y no podan sobrevivir en estas condiciones, en parte debido a su falta de inmunizacin contra las enfermedades europeas y a las duras condiciones de trabajo.

Aun as, Bartolomé de Las Casas denunci la existencia de unos 3 millones de esclavos indgenas en Nueva Espaa y Centroamérica. Por su parte, Motolina sostuvo que no superaban los 200.000 los indgenas reducidos a la esclavitud. El derrumbe de las poblaciones indgenas, total en las Antillas y parcial en el continente americano, provoc el aumento del nmero de esclavos. Fueron numerosos los jvenes indgenas que murieron a causa de la rudeza de los trabajos, por lo que se opt por importar a las colonias espaolas esclavos africanos que se crea podran soportar mejor el trabajo forzado.

 

La esclavitud: aunque algunos pueblos aborgenes practicaban la esclavitud, los conquistadores establecieron la misma de manera generalizada. Para ello fueron secuestradas alrededor de 60 millones de personas en frica de la cuales solo unas 10 millones llegaron con vida a América para ser reducidos a la condicin de esclavo. La esclavizacin de los indgenas fue la primera. De hecho en América tenemos dos momentos de esclavizacin. Siempre olvidamos la primera, que fue la de los indgenas, y eso ocurre en los primeros 100 aos. Desde la llegada de Cristbal Coln, en 1492, hasta 1542, tenemos unos 50 aos aproximadamente de explotacin indgena y de un armado y estructurado mercado de mano de obra de indgenas, que eran vendidos a diferentes regiones. Particularmente grave era el caso de Nicaragua y México. Se vendan a las islas del Caribe o a Per.

En consecuencia en 1542 se promulgaron leyes en Madrid para proteger la mano de obra indgena que prohiba la prctica de la esclavitud. Esto no quiere decir que esa prctica terminara porque en el Caribe, en toda la regin de México y hasta en Colombia, nos encontramos con indgenas comprados y vendidos en el siglo XVII e incluso en el siglo XVIII. El trato de los indgenas estuvo ligado al interés de la Corona de recuperar los impuestos, porque los indgenas pagaban impuestos por cabeza, entonces en la medida en que moran, descendan los impuestos de la Corona

Después de 1542 hubo proteccin de la mano de obra indgena sobre todo por los impuestos, porque en esa época se pagaban impuestos por cabeza y al disminuir la cantidad de indgenas, disminuan los ingresos de la corona, entonces haba un asunto econmico de por medio, no slo moral o ético. Todo lo que vemos en el caso de México como pueblos indgenas, Coyoacn, San ngel, esos fueron pueblos artificiales, fueron creados moviendo poblacin indgena de otras reas e instalndola all, en un sistema de una absoluta violencia. Las malas condiciones de vida continan a lo largo del perodo colonial.

 

 

EL GENOCIDIO

 

El genocidio en la época de la conquista fue espantoso.: la mitad y las enfermedades tradas por los conquistadores  barrieron con nuestros indgenas, los pocos que sobrevivieron, se alzaron a los pramos  o se internaron en la selva, en espera de su hora. La encomienda y la mita, exterminaron a la poblacin indgena de las Kapullanas., Zarzas y Paltas antaosos.

La intencin manifiesta de dejar atrs los viejos dolores de la historia -que han sido sepultados con el propsito de no dejar ni siquiera vestigios- sabiendo que slo el olvido rubrica la muerte, slo fue eso: un intento. La memoria nos da alcance. Neruda siglos después interrogaba desde la poesa: sealadme la piedra en que casteis y la madera en que os crucificaron. En las mismas argumentaciones con que los europeos en general consideraban a los habitantes del Nuevo Mundo como homnculos, criaturas que slo tenan vestigios de humanidad, se encuentra la razn contraria. Es imposible no or el dolor de las vctimas, en tantos lugares y en distintos tiempos de horror de este "planeta de infortunios". El recuerdo como eco de las penalidades a que ha sobrevivido la condicin humana nos demuestra una y otra vez que el mal, como dice Semprn, es uno de los proyectos posibles de la libertad constitutiva del hombre. Partimos del supuesto que ningn genocidio ha de ser justificado y las razones que se invocan para excusar a los victimarios, como los contextos histricos y culturales, no pueden actuar ni siquiera como atenuantes. Ya contemporneos de la conquista como Fray Antonio de Montesinos provoc el escndalo de los seores de Santo Domingo cuando pronunci delante de ellos, encabezaos por el necio Diego Coln, su célebre sermn de 1511: Decid: con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios? Con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras, mansas y pacficas, donde tan infinitas de ellas con muertes y estragos nunca odos, habéis consumido? Cmo los tenéis tan opresos y fatigados sin darles de comer, ni curarlos en sus enfermedades, que de los excesivos trabajos que les dais incurren y se os mueren y, por mejor decir, los matis para sacar y adquirir oro cada da?.

En su increble carrera para justificar la matanza colectiva, los animales y el territorio de América fueron, también, objetos del menoscabo. Voltaire dira que en la selva amaznica existen cerdos con el ombligo en la espalda y leones calvos y cobardes. As Buffon, Kant y Hegel "concibieron a América como el territorio de la inmadurez, de la fatalidad geogrfica y la pura marginalidad irredimible. Territorio en el que hasta los pjaros cantan mal, porque no lo hacen como la alondra". También Montesquieu, Bacn, De Maistre y Hume se negaron a reconocer como semejantes a los hombres degradados del Nuevo Mundo. Sustentados, adems, en ciertas afirmaciones teolgicas de que los indios eran amantes, como los calificara el Papa Pablo III en 1537, faltos de razn como para considerarlos integralmente humanos -segn Alcira Argumedo- el patrn seorial reproducir a lo largo de los siglos una contundente distancia con las capas sociales oprimidas. En este marco, la deshumanizacin y el exterminio no podan considerarse como una afrenta a Dios. Por el contrario, muchas veces se hacan necesarios para honrar su nombre y otras para alcanzar la civilizacin. Para Ginés de Seplveda (1547), los brbaros del Nuevo Mundo estaban ms cerca del mono que del hombre, y eran por lo tanto siervos por naturaleza. Someterlos para civilizarlos era hacerles un bien, pero la mayor justificacin de la esclavitud se cifraba en la necesidad de ensearles el Evangelio -obligacin que pesaba sobre él encomendero-y que vena a justificar el despojo y la explotacin despiadada. Existe un fuerte y apasionado debate sobre la calificacin de genocidio de la accin de los conquistadores espaoles en América en el que se han expresado diversos puntos de vistaCabe mencionar que al hablar de genocidio para referirse a la actitud que los espaoles adoptaron con los nativos americanos es, cuanto menos, un error de conocimiento histrico. Un genocidio implica la voluntad de acabar con un pueblo borrando en la medida de lo posible su rastro sobre la tierra. Y si tuviéramos que hablar en términos de intereses, esto estara muy lejos de los objetivos de la Corona espaola en América. Pero es que, adems, el espaol demostr con su conducta que no le interesaba en absoluto arrancar del continente americano a su poblacin nativa. Para qué entonces crear escuelas, colegios y muy pronto Universidades? Recordemos la temprana fecha de fundacin de la Universidad de Santo Domingo (1538), seguida muy pronto por las de Lima y México. O la de San Francisco Xavier de Chuquisaca, en Bolivia, creada en 1624. Pero la razn ms importante es que la Corona impulsa la colonizacin americana con un objetivo prioritario.

 

 

 

LA ECONOMA COLONIAL

 

En sus inicios no fue particularmente fcil la vida econmica en las colonias, donde no exista la moneda como medio de pago, entre aborgenes y conquistadores., usndose prioritariamente el sistema de trueque. Luego se usaron ciertos productos como monedas. La vara de lienzo, por ejemplo, en Santa Fe, equivala a dos reales. Los precios no eran iguales en un lugar que en otro.

La economa colonial fue, lgicamente, complementaria de la espaola, tendiente a satisfacer de aquellos productos que Espaa no tena, pero que a la vez pudieran soportar el largo viaje desde América. La economa se basaba en casi todo el territorio en el trabajo indgena estructurado en el sistema de encomiendas, y la mita, que originaron abusos. Esto no sucedi en Paraguay, donde los indios se sometieron en forma voluntaria y gratuita. Por lo tanto no fue necesario el sistema de encomiendas. La principal fuente de riqueza era la tierra y sobre ella, los conquistadores establecieron un sistema feudal. Primero, la propiedad de la tierra se obtuvo por donacin de la Corona, y luego por compra., pero slo podan convertirse en propietarios los conquistadores, los pobladores, los beneméritos de las Indias y sus descendientes.

En Buenos Aires y en el litoral, se estableci una zona para el pastoreo de ganado fuera del radio urbano. En salta surgieron marquesados como el de Yavi, cuyas riquezas provenan de la invernada de mulas. Para ello se repartieron indios y tierras. La excepcin fue Cuyo, donde no existi el latifundio, ni el pastoreo de ganado, repartiéndose, ms indios que tierras

No cabe duda, que el producto ms rentable eran los metales preciosos. Al principio, los conquistadores se apoderaron de ellos por trueque o saqueo. Luego los recolectaron naturalmente, donde lo encontraban, sobre todo en el cauce de los ros, utilizando a los aborgenes para la tarea. A partir de 1560, nuevas técnicas permitieron organizar y mejorar la explotacin minera de yacimientos, contando también para ello con la mano de obra de los pobladores originarios, mediante el sistema de la mita, copiado del sistema incaico, pero mucho ms abusivo. Se les exiga que extrajeran entre 20 y 25 kg. De plata diarios, en jornadas agobiantes.

Las minas de Potos (Per) se hallaban a ms de 4000 metros de altura, por lo que resultaba de muy difcil acceso para la recepcin de productos de intercambio. Se tardaba aproximadamente un ao en llegar all para entregar alimentos, productos manufacturados o bestias de carga, a cambio de plata.

En América, los europeos hallaron especies novedosas para ellos: maz, tabaco, cacao y papa, adems de otros cultivos, como por ejemplo, tomate, man, mandioca, pimiento y yerba mate. En cambio, el aporte indgena a la ganadera fue muy escaso. Los primeros equinos del Ro de la Plata, fueron trados por Pedro de Mendoza. El ganado ovino y vacuno provino del Alto Per.

En el siglo XVIII, la base de la economa colonial lo constituy la ganadera, con la venta de cuero, cebo y grasa, dando nacimiento al grupo econmicamente poderoso de los estancieros, por lo general funcionarios o militares. Las mayores haciendas se concentraron en México y en el rea andina. En agricultura, se exportaba trigo, lino y camo.

Es en este siglo cuando nacieron nuevas teoras econmicas, en reemplazo del mercantilismo: la fisiocracia, donde nuevamente la agricultura cobr importancia en el mbito econmico. Para estas ideas la riqueza de los estados se basaba en la tierra, y su explotacin racional, con poca intervencin del estado en el plano econmico.

Desde Espaa, y para estar de acuerdo con las nuevas ideas, ms liberales, el rey Carlos III, en 1765 autoriz a otros puertos espaoles para comerciar con América (Barcelona, Alicante, Cartagena, Cdiz, La Corua, Gijn, Santander y Mlaga). Promulg en 1778, el Reglamento para el comercio libre de Espaa e Indias, donde se habilit a trece puertos espaoles y a veinticuatro americanos, entre ellos Buenos Aires, para comerciar con Espaa. Algunos tejidos espaoles fueron eximidos del pago de impuestos, mientras que otros productos abonaban el 3 %, contra un 7 % que deban pagar los productos extranjeros. Este Reglamento no elimin el sistema de monopolio sino que habilit ms puertos para el intercambio comercial.

 

LA ENCOMIENDA

 

La encomienda consista en la entrega de un grupo de indgenas a un espaol para su "proteccin, educacin y evangelizacin" a cambio de cobrar (el encomendero) un tributo. El deber de los encomenderos era entonces instruir al indgena en la fe catlica y hacerles hbitos de buenas costumbres: para que os sirvis de los conforme a las ordenanzas reales e con que dejéis, a los caciques, sus mujeres e hijos e indios de su servicio, e con que los doctrinéis e hagis doctrinar en las cosas de nuestra santa fe catlica, como Su Majestad lo tiene mandado.

En la segunda mitad del siglo XVI, las encomiendas fueron limitadas legalmente a un tributo calculado mediante la multiplicacin del nmero de tributarios por la cantidad que cada uno tena que pagar. Hacia mediados del siglo XVI, la emigracin espaola hacia el nuevo Mundo alcanz niveles elevados y de manera acelerada aparecieron pueblos de espaoles, generando una demanda de alimentos, en particular aquellos productos que todava los agricultores indgenas no podan suministrar, como carne, trigo, azcar y vino.

Segn el sistema hereditario de la pennsula ibérica la propiedad de la tierra supona tradicionalmente beneficio econmico y posicin social. Pero el traslado de esta tradicin al Nuevo Mundo fue retrasado por la existencia de una amplia y densa poblacin indgena que ocupaba las tierras. Slo con el descenso de este sector de la poblacin en el siglo XVI, habra una gran cantidad de tierras disponibles. "A partir de la segunda mitad del siglo XVI, el desinterés de los espaoles por la tierra y las actividades agrcolas cambi repentinamente, y empezaron, cada vez ms, a solicitar nuevas mercedes de tierras"(Florescano, 1990). Comenz a darse entonces una idea de tratar de tomar todas las tierras aledaas a la encomienda y pedir ttulo de propiedad. Vale recordar que la encomienda le era otorgada al encomendero por la corona, pero las tierras aledaas a la encomienda eran entregadas por el Cabildo de la ciudad. Esta situacin no sera otra cosa, con el correr del tiempo, que el puntapié inicial para lo que se denominara en el futuro la "hacienda":

En pocas lneas podramos decir que la encomienda, va de acceso a la propiedad de la tierra, es una institucin que permite controlar el espacio que se conquista, ya que permite organizar las sociedades existentes en beneficio de la corona espaola. El logro de los espaoles fue poder acomodar las instituciones peninsulares como la encomienda a un modelo de poblamiento y a un sistema de extraccin de tributos y de trabajo preexistente.

El latifundio aparece de inmediato como la forma ms tangible de la riqueza y el podero social. Las mercedes de tierras y las encomiendas son la moneda con que Espaa paga a los conquistadores y halaga a los favoritos. Las sismaras portuguesas son la primera base permanente de colonizacin en Brasil. La avidez de tierras en los conquistadores y en los primeros colonos tiene un raz feudal: en la metrpoli la magnitud del latifundio es la medida del mérito social. Poco después adquirir un carcter capitalista en algunos casos: cuanto mayor sea el rea poseda, ms grande ser la cantidad de productos destinados a la exportacin.

 

MERCEDERES DE TIERRA

 

La conquista provoc una reestructuracin profunda que afect a la totalidad del sistema econmico indgena en el que el resultado fue la adaptacin del sistema europeo al medio americano. La Corona asumi que la tierra era una regala suya que poda conceder como recompensa por los servicios prestados; a partir de las Leyes Nuevas de 1542 se estableci que las comunidades indgenas deban conservar sus tierras para asegurar la reproduccin de la mano de obra, aunque los mestizos siguieron sin tener acceso a la tierra.

La conquista transform la agricultura indgena en grado distinto segn la infraestructura encontrada: hasta 1580 respet la de las Altas Culturas, reorientando el excedente hacia la Corona y los encomenderos, mientras que al resto las convirti en suministradoras de mano de obra.

 

El reparto de la tierra pas por diferentes fases:

Hasta 1535 las concesiones fueron realizadas por cabildos, que se encargaron de parcelar los terrenos dentro y en torno a la ciudad. Las élites tendan a favorecerse a s mismas, por lo que en 1535 se les prohibi ejercer estas funciones a partir de 1535 las mercedes las concedan la Audiencias y el Virrey que intent homogeneizar los criterios de concesin

Las Mercedes De Tierra: tenan como objeto premiar al concesionario garantizando su supervivencia con mercedes de labor o estancias de ganado. Si el receptor era soldado de a pie se le conceda una peona, si tena caballo una caballera, cinco veces mayor que la anterior; la concesin tena condiciones: deba cultivarse antes de dos aos, no se poda vender antes de los seis y nunca a hospitales o iglesias y estaba prohibido cultivar vid u olivo.

 

MANO DE OBRA ESCLAVA

 

Como mano de obra ms apta se utiliz en toda América al negro esclavo. Espaa fue la que menos se dedic al trfico negrero, limitndose a conceder licencias de entrada, inicialmente a los genoveses, después a las compaas alemanas y a los portugueses, y por ltimo a franceses e ingleses; éstos obtuvieron la exclusiva en 1713 por el "derecho de asiento", hasta que se concedi la libertad en 1789. Aunque la entrada de esclavos negros fue general para todos los reinos y provincias de la América espaola, su nmero fue mayor en el rea del Caribe y golfo de México, tanto por razones climticas como por el rpido descenso de la poblacin indgena en estas zonas.

 


 

CONCLUSION

 

Después de culminada esta pequea investigacin cabe decir, que antes de la llegada de Cristbal Colon la regin que ahora es conocida como Venezuela estaba habitada por numerosas tribus indgenas. Los principales grupos étnicos eran los Caribes, que ocupaban la mayor parte del este y la costa central, as como las islas y los arahuacos, que ocupaban el occidente. Otros grupos importantes los constituan los timotocuicas, en la zona de los Andes. Muchos otros grupos indgenas ocupaban espacios menores a lo largo del territorio que es actualmente Venezuela.

En vista de la informacin recolectada, deducimos que colon en si no debi llamarse descubridor de América sino explorador de nuevas tierras, por motivo de que ya esas tierras estaban habitadas o podra decirse pobladas por los indgenas, l por medio de sus exploraciones las dio fue a conocer y la expuso ante el poder de la corona espaola.
Comentarios
maria alejandra 431
maria alejandra 431
wa esto es demasiado nawa waouuuuuuuuuuuuuuu se pasan resuma mucho
Comenta